11 de agosto de 2010

Abaratando el diseño

La idea de los clientes es que el diseñador crea en base a una idea, como las ideas son gratuitas y como 'creativos' tienen muchas de esas, el costo de un diseño o ilustración siempre les parecerán elevados. Por eso los diseñadores están tan acostumbrados a 'concursar' por chamba, pues la gente siempre espera regatear porque "qué nos cuesta". Pónganle precio a sus ideas. Pónganle precio al tiempo de realización y al tiempo que pasan aprendiendo un programa, consideren cómo cobrar para pagar actualizaciones de los programas que requieren para hacer su trabajo. No regalen su trabajo en concursos. Si son estudiantes y necesitan hacer carpeta, existen montones de organizaciones no gubernamentales, pequeños negocios y personas con fines más altruistas sin presupuesto para publicidad: mejor hacer trabajo barato para ellos. Tu carpeta de cualquier manera se va a beneficiar